Acceso cuenta

Razones para usar cosmética con Manteca de Karité

Volver

La manteca de karité ha demostrado ser un excelente humectante, con propiedades curativas excepcionales para la piel.

La manteca de karité es uno de los ingrediente estrella de Abeelium y lo encontrarás en muchos de nuestros productos por sus magníficas propiedades; su textura espesa y sólida a temperatura ambiente y su consistencia parecida a la mantequilla, la hacen ideal (para usarla pura o en fórmulas con otros principios activos) como crema o bálsamo para el contorno de los ojos, bálsamo para los labios, leche y manteca corporal y para añadir a los Jabones naturales. Muchos estudios demuestran que es especialmente buena para penetrar en la piel, contiene 60% de grasa, lo que la hace altamente emoliente.

Gracias a sus propiedades especiales, la manteca de karité hace más que hidratar, contiene componentes antiinflamatorios y antienvejecimiento, claves para una piel sana y cuidada.

 

¿De dónde se extrae la manteca de karité?

La manteca de karité es un súper alimento para la piel que proviene de las semillas del árbol de karité (Karite) y que es naturalmente rica en vitaminas A, E y F. Ofrece protección UV (SPF ~ 6) y proporciona a la piel Ácidos grasos esenciales y los nutrientes necesarios para la producción de colágeno.

La manteca de karité se ha utilizado en África y en muchos otros lugares durante años para mejorar la piel y el cabello. También tiene una larga historia de uso medicinal, como en el cuidado de heridas e incluso el tratamiento de la lepra.

 

Beneficios de la manteca de karité:

Hidrata: la concentración de vitaminas naturales y ácidos grasos en la manteca de karité lo hace increíblemente nutritivo e hidratante para la piel. A menudo se usa para remediar la piel seca y para ayudar a proteger los aceites naturales de la piel.

Reduce la inflamación: un estudio de 2010 descubrió que debido a su ácido cinámico y otras propiedades naturales, la manteca de karité era antiinflamatoria. Se descubrió que un compuesto en particular, el lupeol cinnamate, reduce la inflamación de la piel e incluso es beneficioso para algunas personas con acné.

Suaviza de la piel: la manteca de karité ayuda a la producción natural de colágeno de la piel y contiene ácidos oleico, esteárico, palmítico y linolénico que protegen y nutren la piel para evitar que se seque. Con el uso a largo plazo, muchas personas evidencian mayor suavidad y fortalecimiento de la piel, así como reducción de arrugas. 

Además, también es genial para usar en niños y bebés.

 

La manteca de karité es uno de los ingredientes de belleza naturales más versátiles. Utilizando productos que la contengan a diario, notarás como mejora la calidad de tu piel y lo mejor de todo, DE FORMA SANA Y NATURAL.

 

Cuídate, BeeSOS

Uso de cookies de abeelium.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR