Acceso cuenta Profesionales

Ácido hialurónico para una piel joven

Volver

El ácido hialurónico está presente de manera natural en la piel, pero va desapareciendo con los años provocando la aparición de arrugas. Por eso es un ingrediente ideal en cosmética, como hidratante y para combatir los signos del envejecimiento.

Todos los seres humanos tenemos ácido hialurónico en las articulaciones y los cartílagos, pero su mayor concentración está en la piel (aproximadamente un 50%).

Este polisacárido estructural es muy importante para el cuerpo humano, por su capacidad para retener grandes cantidades de agua. Esta propiedad le permite reconstituir las fibras que sostienen los tejidos de la piel.

Pero a medida que nos vamos haciendo mayores, la presencia de esta sustancia va disminuyendo considerablemente. A los 50 años sólo nos queda un 50% de nuestro ácido hialurónico. Esto conlleva la pérdida de volumen y de firmeza, la aparición de arrugas y, por lo tanto, el envejecimiento de la piel.

El uso del ácido hialurónico como ingrediente en productos cosméticos permite restablecer parte de esa sustancia perdida con la edad. Se utiliza especialmente como hidratante y en el tratamiento de arrugas faciales por su capacidad para reducir y retrasar los signos del envejecimiento.

Fíjate en la etiqueta

El ácido hilaurónico se utiliza en cosmética de tres formas diferentes, pero no todas son igual de eficaces. Te contamos las diferencias para que puedas elegir con conocimiento.

Puedes saber el tipo de ácido hialurónico que contiene una crema fijándote en la etiqueta. En ella deben aparecer todos los ingredientes según la nomenclatura INCI (International Nomenclature Cosmetic Ingredient; en español: Nomenclatura Internacional de Ingredientes de Cosméticos).

 

- Ácido hialurónico de alto peso molecular

Se queda depositado sobre la piel sin ser absorbido. Su efecto hidratante se basa en formar una película fina sobre la piel (sin ser oclusivo) que impide su deshidratación. Tiene un fuerte efecto alisador de arrugas y la capacidad de retención de una enorme cantidad de agua. INCI: SODIUM HYALURONATE, HYALURONIC ACID

 

- Ácido hialurónico de medio peso molecular

Este tipo de ácidos forman pequeñas mayas que son fácilmente absorbidas por la piel. INCI: SODIUM HYALURONATE CROSSPOLYMER, SODIUM BUTYROYL HYALURONATES.

 

- Ácido hialurónico de bajo peso molecular

Penetra más profundamente en la piel y tiene más efecto antiarrugas. Esta capacidad de retención de agua contribuye de manera significativa a la elasticidad de la piel. Ayuda a hacer más lento el envejecimiento de la piel y mejora sus propiedades viscoelásticas. Es capaz de rellenar las arrugas desde el interior y reducir arrugas profundas y patas de gallo. INCI: HYDROLYZED HYALURONIC ACID, HYDROLYZED SODIUM HYALURONATE. Por tanto, lo ideal para una crema o sérum facial es que contenga ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular, que son los más efectivos.

 

El Sérum facial de Abeelium, con ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular te ayuda a mantener la piel hidrata sin dejar sensación grasa, además reafirma y nutre la piel, a la vez que reducen arrugas y líneas de expresión.

Tiene una textura muy ligera y se absorbe rápidamente. 

Entre sus ingredientes activos se encuentra el extracto de hibisco, de raíz de jengibre y de semillas de azufaifo, antioxidantes naturales y estimulantes del metabolismo celular muy efectivos. 

Se puede aplicar en cualquier momento del día o la noche. Es imprescindible después de lavarse la cara con jabón para mantener la hidratación. También es perfecto antes del maquillaje ya que deja la piel tersa y preparada para el mismo. 

Si sufres de acné y necesitas hidratar la piel pero evitas la grasa, este sérum facial te va a encantar!

Por sus propiedades es un producto indicado para mujeres y hombres.

 

 

Uso de cookies de abeelium.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR